Un paseo por la Rambla de Benito con el aliciente de subir a una montaña poco conocida: los Cabezos Negros. Bonitas vistas del valle de Ricote y la sierra del mismo nombre. Restos de huelgas, casas y sendas de piedra seca en el paraje con más encanto de la Región de Murcia.

ficha

valle de Ricote, región de Murcia
marzo de 2013
2 h y media
9 km
400 m
inestable, lluvia
recorrido por senda de herradura, ascensión monte a través y regreso por el cauce de una rambla
pincha aquí para ver el croquis
track aquí disponible

Un día cualquiera, una tarde despistada, dejas el coche en la rambla de Benito, cerca de Abarán, en el centro de la región de Murcia. Hay una montaña que llevas viendo toda la vida y te dices: hoy vamos a subir allí porque queremos atesorar las vistas desde la cumbre. Como algún compañero decía por ahí, se trata de ir completando el puzzle de montañas, ese juego en el que andamos y que, por su propia naturaleza, es interminable.

Ahora bien, no nos vamos a subir por cualquier sitio a cara de perro. (¡Perdón Moss!) Somos unos delicados y hemos buscado una senda de herradura con buenas hormas de piedra seca. Comenzamos a caminar en la Fuente de Benito que esta primavera rezuma exuberante. A la altura de la vieja fábrica de esparto cogemos la vieja senda que enlaza la casa forestal que hay bajo el Santuario de la Virgen del Oro con la casa forestal de la Cuesta Alta y que la administración regional ha señalizado como PR-MU581Podéis consultar aquí una buena ficha en PDF del sendero..



Fábrica de esparto bajo la Fuente de Benito

El camino asciende suavemente por lomas de margas, yesos y tierras blandas con pinos carrascos de pequeño porte. Lo más interesante a mi juicio son los restos humanos: antiguas casas de labor, viejas huelgas abandonadas, olivos centenarios dispersos en las vaguadas y, finalmente, los llamativas bancos de calizas arenosas de la rambla de Benito con sus anaranjados pliegues que me remiten al Todra2Esto ya lo he comentado en más de una ocasión: el paisaje de las ramblas en el sureste de la península es muy atractivo, singular y bien merece la pena ser apreciado. No más vertidos, desperdicios y degradación en estos espacios de excepcional valor paisajístico y ambiental..



Pino seco característico de la cumbre en los Cabezos Negros

La senda gana un par de collados y antes de que comience el descenso nos encaramamos al más alto de los Cabezos Negros. Son apenas 10 minutos esquivando espartos, ramas secas y taludes de margas que te dejan en una cumbre con buenas vistas de todo el valle de Ricote. El descenso a la senda lo hacemos por el mismo camino y salimos así al km 9 de la carretera local que enlaza Ricote con la carretera de Mula. Caminamos por ella apenas unos metros y, tras cruzar el barranco de la Viga nos internamos por un carril que pierde metros hacia la rambla de Benito.

El carril avanza entre campos de labor de secano y termina de forma abrupta en unas paredes verticales que nos cierran la bajada al cauce de la rambla. Para acceder al mismo nos perfilamos a la izquierda y buscamos el mejor paso entre las típicas cárcavas del sureste peninsular con cuidado de no colarnos en ninguna de las grietas. Una vez en el eje de la rambla, sólo nos queda disfrutar del entorno solitario y silencioso hasta el punto donde empezó la caminata.

fotos

[sep height=»30″]

en el valle de ricote