Tranquilo paseo por la siempre acogedora Sierra de Ricote. Salimos de la Calera para remontar la arista de los Cuernos, uno de los nervios que caen hasta el mismo Segura desde los Almeces.

El regreso lo realizamos por la solana siguiendo la vereda de la Mezquita, una senda de piedra seca.

ficha

sierra de Ricote, región de Murcia
Diciembre de 2012
4 horas
12 km
700 m
estable, calor
nada que reseñar
ver el track en wikiloc

Una mañana de Domingo en la que no quieres complicarte mucho la vida es el momento perfecto de acercarte a sitios como Ricote donde puedes disfrutar de una sierra todo verde, todo pino, con infinitas posibilidades en cuanto a sendas de piedra seca, carriles escondidos y trazas entre la coscoja.

Esto es lo que hacemos un fin de semana de Diciembre en el que nos plantamos en la casa forestal de la Calera, unos kilómetros más arriba de Ricote pueblo. Dejamos el coche y comenzamos a caminar por una antigua senda de piedra seca que a los pocos metros abandonamos para internarnos en la umbría. Aunque hace fresco las pendientes enseguida nos suben las pulsaciones y cogemos calorías.

La ventaja de las aristas es que hay unas panorámicas increíbles en casi todas las direcciones. Si encima pillas un día sin viento, entonces el gozo está asegurado. Caminamos entre pinos pequeños, nos agarramos en sus troncos y pronto alcanzamos la pista que sube desde el barranco del Pozo.



Vistas de Ricote pueblo y las paredes del Solvente

Si bien es posible continuar por la divisoria en plan purista a través del cortafuegos, optamos por caminar siguiendo la pista ya que es más cómodo y casi igual de rápido. Vemos varios bebederos que han habilitado para la fauna y bajo las antenas de los Almeces nos comemos el bocata. No abusamos de las viandas porque queremos regresar a comer casa así que en menos de un verbo ya estamos descendiendo por una senda muy marcada a la búsqueda de la vereda de la Mezquita.



Bonitas panorámicas hacia el Valle de Ricote


La primera vez que lo hice fue hace 20 años con mi vieja Muddy Fox, una bici de montaña verde fosforito que parecía un perigallo de lo alto que tenía el centro de gravedad

No conocía este atajo para bajar por el sur y lo disfruto como siempre que descubro nuevos caminos por el monte. Al sur reverbera Sierra Espuña sobre los campos ocres de Fuente Librilla. Hace un día buenísimo, incluso con calor, y nosotros bien que lo estamos gozando.

En apenas unos minutos nos incorporamos a la senda de la Mezquita, un viejo camino de piedra seca que recorre toda la solana de la sierra comunicando la Calera con el collado del Moro.

La primera vez que lo hice fue hace 20 años con mi vieja Muddy Fox, una bici de montaña verde fosforito que parecía un perigallo de lo alto que tenía el centro de gravedad. El piso estaba lleno de surcos y viejos troncos atravesados; hoy es una autopista con algunos surcos de moteros despiadados.



Regreso tranquilo por la solana

Dejo que Lourdes y Joaquín se enfosquen en la típica conversación gremial del profesor mientras me entretengo sacándoles fotos en los sucesivos zig zags. No tenemos prisa, vamos bien de tiempo y en casa nos esperan con el plato preparado. Llegamos a la Calera y acordamos regresar pronto a la montaña en equipo. Igual este mismo fin de semana se cumple. Hasta pronto pues.

fotos