Clásica ascensión a Revolcadores desde Puerto Alto por el itinerario normal con el aliciente de disfrutar la montaña cuando viste sus mejores galas: tras una reciente nevada.

ficha

sierras del noroeste de la región de Murcia
enero de 2011
3 h
6 km
500 m
frío, inestable
ruta lineal y sencilla siguiendo una senda muy marcada aunque con fuertes nevazos puede ser complicado seguir el camino si no hay huella; es la forma más rápida y directa de acceder al punto más alto de la región de Murcia
pincha aquí para ver el croquis
track aquí disponible

Enero se ha cerrado con una semana de tiempo revuelto, mucho frío y nieve en las montañas. Hemos esperado pacientemente para ver cuándo se iba a abrir esa ventanita de luz azul y calorcito para meternos en faena. Y eso resultó ser el domingo. Con Moss algo resfriado y reventado a cucharadas de Bisolvón nos acercamos al noroeste de la región de Murcia, verdadera puerta de entrada por levante a ese paraíso serrano de montañas, barrancos y ríos que es Segura y Cazorla.

Nos cuesta lo suyo cruzar Barranda porque andan con la fiesta de las cuadrillas. Pero tras dejar atrás el puerto de Mojantes apenas hay tráfico y sólo las nubes bajas que cercan María y la Sagra nos hacen temer por el buen final de la jornada. Pese a que el cielo anda revuelto confirmamos con alivio que Revolcadores está relativamente despejado así que cogemos ánimos y pronto estamos poniéndonos los guetres en Puerto Alto, junto a otros muchos coches de familias que han venido a disfrutar de la nieve.

Los primeros metros avanzamos por un carril que serpentea buscando la ladera norte de Revolcadores. Enseguida el carril se abandona para auparnos sobre uno de los espolones que desciende desde la misma cumbre hacia el oeste. No hay prácticamente pérdida aunque en los últimos tiempos la gente se ha entretenido — muchas gracias — y han colocado bastantes hitos para indicar el camino.

Nos despedimos de la montaña

Nos cruzamos con mucha gente que desciende de la cumbre y todos nos hablan de que arriba está precioso. Genial pues. Nos entretenemos jugando con Moss, tiramos piedras, echamos fotos y flipamos con las vistas de la Sagra y Segura que están cargadísimas de nieve. La verdad es que lo estamos disfrutando. Casi sin darnos cuenta alcanzamos la amplia y extensa altiplanicie que da paso a la cumbre. Al sur se divisa el vértice más antiguo en el que hay un grupo muy numeroso. Nosotros nos encaminamos hacia el norte buscando hacer cima y comernos el bocadillo.

Aquí arriba sopla algo del sur así que nos ponemos a sotavento junto a uno de los pinos duende1Este adjetivo proviene del libro de Carlos García Gallego sobre Excursiones en el Sur de España en el que afirma: Revolcadores […] recibe amplias nevadas con borrascas de Occidente, Norte y Noroeste para ser proclamado rey y dejar sobre Puerto Alto un bosque repleto de viejos árboles duende cuyas barbas cuelgan aparatosamente al viente hasta la misma cima de Revolcadores. Un sueño, casi una leyenda a perseguir y madrugar en los días siguientes a los grandes frentes ábregos, antes de que todo se extinga y vuelva la calma mediterránea. que nos cobijan y protegen. El horizonte está a reventar de cúmulos perezosos que se despliegan lentamente y rotan animados por esta leve brisa mientras que reflejan con miles de delicados matices la inclinada luz de este sol de invierno. Un buen fotógrafo seguro que sería capaz de exprimir al máximo estas condiciones pero yo me conformo con buscar aquí y allá la magia fugaz de los cielos.

Enseguida notamos el frío y como Moss todavía está algo convaleciente decidimos abordar el regreso. En apenas una hora estamos otra vez en el coche quitándonos las botas y comentando lo bien que nos ha salido la jugada. Revolcadores con nieve siempre es un gustazo.

fotos

en el noroeste de Murcia