En la lejanía distinguimos el laricio monumental que justifica por sí solo esta ascensión. En las otras ocasiones que he estado aquí nunca he podido hacer una foto que me satisfaga de este magnífico ejemplar así que en ésta intento anticiparme para sacarme la espinita a ver si me sale una buena captura. Hoy hay luz, hay nieve y voy con mucha gente que me puede servir de escala.

ficha

puerto del Pinar, Puebla de don Fadrique, Santiago de la Espada
6 de febrero de 2011
10 kilómetros
610 metros
5h10m
soleado
ver el track en wikiloc

Prevista desde hace ya muchos días teníamos esta salida.

Queremos disfrutar de las últimas nieves y los días de anticiclón. La Guillimona es un dos mil sencillo y agradecido cuando acometes la ascensión desde el Puerto del Pinar. El coche lo dejas a 1600 metros y sólo resta avanzar por una vaguada que remonta hacia poniente buscando el punto más alto de este extenso cordal que arranca en Sierra Seca — en el puerto de la Losa — y mantiene la cota de 1700 metros hacia levante hasta el Calar Blanco, justo antes de dar paso a la sierra de las Cabras.

Comenzamos la ascensión relajados y en horario andaluz. Somos un paquetón de gente porque la convocatoria ha sido muy bien atendida y los más pillos nos quedamos detrás esperando que los de adelante nos abran una buena trinchera. Pronto abandonamos la vaguada y nos salimos a la margen — orográfica — izquierda para caminar por nieve menos profunda.



En la umbría hay mucha nieve


Algunos disfrutan como niños...

En la lejanía distinguimos el laricio monumental que justifica por sí solo esta ascensión. En las otras ocasiones que he estado aquí nunca he podido hacer una foto que me satisfaga de este magnífico ejemplar así que en ésta intento anticiparme para sacarme la espinita a ver si me sale una buena captura. Hoy hay luz, hay nieve y voy con mucha gente que me puede servir de escala. Mientras nos vamos acercando avanzo lentamente buscando el mejor momento para tomar la imagen que quiero. Pruebo desde lejos pero como tiene otro pino grande justo a pocos metros las ramas de ambos se entremezclan creando confusión.



El impresionante laricio que justifica por sí solo la excursión


La Sagra a tiro de piedra

Al final subo por la ladera buscando un encuadre alternativo y lo único que consigo al apartarme del grupo es que el menda de Moss venga a buscarme y a impedirme tomar la foto con tranquilidad. A cambio obtengo una instatánea de su carrera por la nieve que me encanta.

Después de visitar el laricio abandonamos la vaguada para remontar buscando la divisoria de la sierra, que también es límite provincial — entre Jaén y Granada — y límite del Parque Natural de Segura y Cazorla. Este último tramo se nos hace un pelín largo porque la nieve está muy blanda y la pendiente se acentúa. Aún así, pronto llegamos a la cumbre donde disfrutamos de las espléndidas vistas de la Sagra, los Campos, las Banderillas, Sierra Seca y las Empanadas.



Mirando hacia las Empanadas y Sierra Seca... abajo asoma el castellón de los Mirabeles


El grupo en la cima de Guillimona


Otra perspectiva del laricio

Como hace un poco de viento recogemos rápido y deshacemos el camino, esta vez, sin meternos dentro del barranco. Así nos vamos perfilando hacia la margen izquierda que tiene mal andar pero está seca y sin nieve. En apenas hora y media hemos regresado a los coches. Ha sido un domingo bien aprovechado, con luz, nieve, vistas y buena compañía. Hasta el próximo pues.

fotos