Atractivo y tranquilo itinerario circular a la sierra de María en BTT en el sentido de las agujas del reloj. Partimos de Vélez Rubio para recorrer toda la solana y cruzar los Asensios, Fuente Grande y el Mojonar para pasar a la cara norte donde enlazamos con la carretera de Orce por la que regresamos.

ficha

sierra de María
septiembre de 2013
7 h
64 km
1200 m
calor, estable
recorrido sencillo siempre por pistas y carreteras asfaltadas sin tráfico
track aquí disponible

Todavía hace mucho calor para salir a patear monte en la media montaña del sur. Por delante tenemos casi dos meses en los que la bicicleta es un disfrute, al menos, hasta que el cambio de hora nos deje sin sol por las tardes. Así pues, mientras llega la oscuridad, disfrutemos de la luz mediterránea.

Para iniciar la temporada de otoño nos planteamos una salida tranquila. Buscamos en internet algo cercano y le echamos el ojo a la sierra de María, tremenda alineación montañosa que raya los 2000 metros durante varios kilómetros en neta orientación este-oeste. Como por la parte superior no discurren caminos aptos para la burra buscamos hacer una circular lo más ajustada posible a los límites naturales del macizo.

Salimos de Vélez Rubio por la vieja carretera N-342 jalonada por enormes pinos. Estos árboles son un patrimonio que suele pasar desapercibido pero hay ejemplares que bien merecen protección, no sólo por ser portentosos, sino porque dan una sombra deliciosa. Y de eso estamos muy necesitados en esta jornada de Septiembre en la que el Lorenzo aprieta muy fuerte.



Magníficos ejemplares de pino carrasco en la N342

Pronto nos separamos del trazado de la A92N y pasamos por varios núcleos rurales como los Asensios y Fuente Grande. El cultivo básico es el almendro y la pista se va acercando al pie de monte. Parece que estamos abocados a subir por un barranco imposible pero en el último momento el carril hace un quiebro a izquierdas y nos lleva hasta el cortijo del Mojonar donde descansamos y cogemos fuerzas para subir al collado del mismo nombre.

Descendemos siguiendo un carril en perfecto estado que nos llevaría a Chirivel aunque enseguida nos desviamos por un camino secundario que atraviesa el cortijo de los Chaveses hasta enlazar con la pista principal que comunica con la carretera de Orce. Aquí nos toca el segundo puerto de la jornada en el que nos calentamos más de la cuenta y subimos pulsaciones hasta ganar la fachada norte de la sierra.



Fachada norte de María

Después de reagruparnos descendemos por el Barranco Molina y nos introducimos en enormes extensiones de nuevos regadíos alimentados por los generosos acuíferos de esta zona limítrofe entre las cuencas del Segura y el Guadalquivir. Finalmente desembocamos en la carretera que enlaza Orce con María y como vamos con mucha sed obviamos la pista que pensábamos hacer por la umbría de María para buscar el área recreativa de la Piza donde nos damos un estupendo homenaje hasta el punto de que la cosa deviene en comida de empresa.

Es difícil volver a dar pedales con huevos, patatas y pimientos fritos insertados en todos los pliegues del tracto digestivo pero lo conseguimos gracias a que el terreno es muy favorable y, fundamentalmente, cuesta abajo. En María obviamos el camino que sube hacia el Puerto del Peral — y que teníamos previsto — para descender por el carril bici hasta Vélez Blanco y luego Vélez Rubio.

Una jornada estupenda de pedales, sierra, comida y amigos que pronto esperamos repetir.

fotos

[sep height=”30″]

en la sierra de maría