Ver la ficha de esta montaña en el proyecto Montañas del Segura
Clásica ascensión montañera – que no escaladora – al Almorchón de Cieza por una de las canales que miran al norte. Trepadas sencillas, terreno montañero, espectaculares vistas y un descenso entretenido completan la actividad.
ficha

Almorchón, región de Murcia
noviembre de 2009
4 h
7 km
550 m
estable, sol
terreno montañero con frecuentes trepadas sin exposición, en el descenso hay que saber manejarse bien con las fuertes pendientes y navegar correctamente para no embarcarse; mejor con bastones y pantalón largo
pincha aquí para ver el croquis en foto
track disponible pinchando aquí

Jornada de Domingo, quedamos varios grupos: los croquetas, compañeros de Lourdes del instituto y también la familia de Fran y Coco para disfrutar de una de las montañas emblemáticas de la Región de Murcia. Esta es una subida con muchas repeticiones pero nunca desmerece: el trepaero del barranco metidos en la jungla de baladres, pinos, lentiscos y aladiernos junto con las vistas que desde arriba se dominan colman todas las expectativas.

Dejamos los coches en el cruce del embalse del Cárcavo y le tiramos para la fuente del Obispo. De ahí, remontamos por la umbría buscando la entrada del barranco que se insinúa a la izquierda de una muralla de roca. El barranco, cada vez más despejado, sigue siendo con diferencia lo más disfrutón de la ruta: Javier, Ángel, Moss y Tara se lo pasaron pipa sacando manos — y patas — para engancharse a las ramas y pasando los primeros por todos los sitios comprometidos.

Después del barranco encaramos una fuerte ladera con pinos maduros para salir al collado que separa la cima central de la oriental. Nos asomamos a Levante para tener vistas al Cárcavo y después remontamos hacia la cima central donde me adelanto para sacar la foto clásica de esta subida. Finalmente, tras el bocata de la cumbre, nos tiramos para abajo por un itinerario distinto siguiendo la base del torreón cimero. La táctica utilizada en los lugares más pinos es el famosísimo descenso a rastraculos que está sobradamente fundamentado en diversos artículos científicos: bajar el centro de gravedad tanto como nos lo permita nuestra figura para minimizar el impacto con la roca.

La jornada no termina en los coches: nos están esperando unos gazpachos sorpresa gentileza de Paco y Chencha regados con buen vino y abundante cerveza. Así sí que da gusto desgastarse en el monte. Hasta la próxima.

fotos

en el almorchón de cieza