En este artículo opinamos sobre el uso de Wikiloc y presentamos algunos consejos para mejorar la experiencia con esta magnífica herramienta.

Desde hace 3 años utilizo Wikiloc para archivar mis rutas y compartirlas con el resto del mundo. En esta breve entrada voy a escribir sobre buenas prácticas que, en mi opinión, contribuirían a que Wikiloc todavía sea más útil, potente y atractivo.


1. Sube las rutas depuradas

Cuando uno registra una ruta con su dispositivo GPS, lo ideal es que el track tenga suficientes puntos (trackpoints) con objeto de ser lo más preciso posible. Más aún, la finura del track determina por completo las medidas asociadas al mismo, en concreto, la distancia recorrida y el desnivel acumulado. Si nuestro dispositivo GPS lo permite, conviene adaptar el modo de grabación al uso que le estemos dando. No es lo mismo grabar una ruta en bici que una a pata, y menos aún una escalada por una cresta.

Muchas veces nuestro track registra picos o valles muy acentuados porque el GPS se ha vuelto loco de repente por estar bajo paredes o en un bosque cerrado. Sería deseable eliminar estos picos con algún programa de edición de tracks o, al menos, informar claramente de ello en la descripción de la ruta.

En ocasiones, grabamos en el track algunos de nuestros extravíos o equivocaciones. No está de más advertir sobre este extremo cuando las equivocaciones supongan añadir al track metros y distancia de forma significativa. Y, si sabemos y podemos, mejor eliminar estos errores.


2. Nombra las rutas de modo significativo

Cuando Wikiloc nos pregunta sobre el nombre de la ruta muchos ni siquiera se molestan en rellenar correctamente este campo. He visto casos incluso de gente que deja la fecha de subida o fecha de realización. Otros simplemente escriben vaguedades del estilo paseo por sierra nevada por poner un ejemplo.

Es muy importante que demos un nombre significativo por muchos motivos. Primero para facilitar el sistema de búsqueda en Wikiloc. Segundo, porque Wikiloc tiene un posicionamiento muy alto en los buscadores, de modo que al introducir en Google por ejemplo el nombre de la ruta tendremos muchas posibilidades de que nuestro track aparezca de los primeros.

Otra historia diferente es que queramos ponerle un título original al estilo beteteburrada segureña. No importa, luego siempre podemos añadir entre paréntesis los lugares por los que discurre la ruta de modo que dejemos bien claro por dónde va el itinerario.


3. Sé generoso en la descripción

La mayor parte de usuarios no describe la ruta que sube. No es necesario escribir un tocho de 100 líneas pero sí sería conveniente explicar en pocas palabras los detalles de la actividad y reseñar cualquier cosa que sea importante para quien vaya a repetirla.

Es especialmente interesante remarcar las condiciones bajo las cuales se desarrolló la ruta. Por ejemplo, no es lo mismo hacer un pateo con medio metro de nieve que hacerlo en seco, no es lo mismo con un calor de espanto en verano que con un viento de 100 km/h en lo más crudo del invierno. Todos esos detalles son importantes para determinar con más precisión si cabe las características del itinerario.

Si además tienes una web, un blog o un álbum de Picasa, Google+ o Flickr con las fotos de la actividad, entonces escribe el enlace con objeto de aportar más información.


4. Intenta precisar la dificultad

Esto es tarea compleja ya que aquí entra un componente subjetivo imposible de eliminar, pero el tiempo, las horas de vuelo, la experiencia acumulada, deben capacitarnos para explicar más o menos qué dificultades tiene la ruta y por qué la calificamos de sólo expertos o fácil. Personalmente, no considero como medida básica de dificultad las rutas con muchos kilómetros y/o desnivel, sino que para mí el grado de dificultad radica en aquellas actividades que son técnicas y/o que presentan muchas posibilidades de extravío.


5. Enriquece el track con diferentes waypoints

Si tienes tiempo durante la ruta marca diferentes waypoints (puntos de referencia) con lugares significativos como cruces importantes, fuentes, la cima de alguna montaña o la ubicación de cortijos singulares.


6. Promociona tu UserRank

Hace relativamente poco tiempo Wikiloc introdujo una novedad para cada ruta: el TrailRank. Se trata de una valoración en base a diferentes parámetros como son:

i) la descripción
ii) la cantidad de veces que la ruta ha sido marcada como favorita
iii) la precisión del track (densidad de trackpoints)
iv) la cantidad de fotos que incluyes
v) las valoraciones que recibes de otros usuarios

La suma de todos los TrailRank dará tu UserRank, una puntuación en base a los anteriores apartados que te define como usuario de Wikiloc. Ambos índices aportarán más visibilidad a tus rutas y a tu perfil de usuario en las búsquedas que la gente hace.

En cualquier caso, estos índices tienen también sus limitaciones porque la calidad de un track no está directamente relacionada con los parámetros mencionados, sobre todo con los ítems i), iv) y v).


7. Sé honesto con los otros usuarios

Por sistema, muchos usuarios suben todas las rutas que hacen y eso está bien. Cada uno le da a Wikiloc el uso que más le conviene: archivo, comercial, personal, privado, etc.

Si una ruta es muy repetida (por ejemplo, la Vereda de la Estrella) uno la sube y punto. Es casi patrimonio de la humanidad. Ahora bien, ocurre que en ocasiones fulano nos habla de una senda, mengano nos pasa un croquis o zutano cuelga una ruta original que antes nadie había puesto. A continuación cogemos la ruta, la hacemos y (nos) la colgamos, la ruta y la medalla. En este caso, habría que ser honestos y comentar siempre la procedencia de la ruta en la descripción. Más aún, si la ruta la hemos extraído del propio Wikiloc, no estaría de más indicar el usuario de quien la hemos obtenido.

Evidentemente, esto no lo vamos a hacer con itinerarios convencionales, pero sí con esas rutas que prácticamente nadie conoce y que suponen luego decenas e incluso centenares de repeticiones por su novedad y atractivo.


8. Respeta la privacidad

Muchas veces me han hablado de sendas y caminos o me han pasado algún croquis con alguna ruta original que no estaba en Wikiloc. Normalmente no suelo subir estas rutas a Wikiloc en abierto porque considero que la persona que me transmitió la información no ha querido hacerlo con anterioridad.

Ahora bien, si ella me autoriza a hacerlo o la información que me ha proporcionado es lo suficientemente escasa y pobre como para que yo me curre toda la apertura del track, entonces sí considero de justicia ponerla en Wikiloc siempre citando la procedencia y con independencia de su permiso.

Este punto último reconozco que es muy controvertido pero hemos de ser conscientes de que todo lo que volcamos en Wikiloc se hace público y todos — y cuando digo, todos, digo montañeros, beteteros, senderistas, orcos, alimañas y tractores — van a poder hacer la ruta simplemente agachando la cabeza y mirando a 30 cm la pantalla de su GPS. Y a veces, sólo a veces, no es muy bueno que todo el mundo entre a saco en determinados santuarios.

entradas relacionadas