Clásica ascensión al techo de la provincia de Córdoba, la Tiñosa, punto culminante de la sierra Horconera, montaña asediada por el olivar con excepcionales panorámicas de casi todas las cimas del sur.

ficha

sierra Horconera, parque natural de las sierras subbéticas
febrero de 2014
5 h
9 km
700 m
anticiclón, fuerte viento
ascenso campo a través fuera de la vía normal, descenso por senda
pincha aquí para ver el croquis
track aquí disponible

Una de las sensaciones más atractivas que tengo en la montaña consiste en subir a lugares en los que nunca he estado y desde los que jamás he contemplado otras muchas sierras conocidas y cumbres ya holladas.

Alcanzar uno de esos vértices hasta ahora inéditos y escudriñar el horizonte procurando adivinar cada una de las puntas que se definen en lontananza me provoca sentimientos contrapuestos. De un lado, tengo la sensación de estar en casa porque (me) reconozco (en) gran parte de las montañas que contemplo. De otro, la certidumbre de lo mucho que todavía me queda por conocer, disfrutar y ascender.

En la Tiñosa me he sentido así: en casa porque tenía a mano mi querida sierra Nevada, la prominente Mágina, la entrañable Almijara y, por otra parte, muy estimulado para lanzarme a conocer otras muchas montañas que desconozco y cuyos nombres ya evocan futuras jornadas de aventura y travesías: la sierra Sur, Loja, Parapanda, sierra Arana…



Ejemplar centenario de quejigo

Estoy aquí para unirme al proyecto 8 provincias, 8 cumbres que llevan David, Alfonso y Paco. Aprovecho para agradecerles todo el esfuerzo de coordinación y la organización de las actividades. Lo hacen de maravilla.

Salimos a las 10h un grupo numeroso desde el cortijo Alto de Torres donde hemos dejado los coches, muy cerca de Las Lagunillas, una pedanía de Priego de Córdoba. En lugar de ascender siguiendo la ruta habitual optamos por remontar un barranco directamente hacia un enorme abrigo en el que se resguarda el ganado. La pendiente es alta, el terreno no es demasiado cómodo y avanzamos muy despacio.

Al llegar a la cueva enlazamos con la senda habitual que está muy definida. Nos montamos en la divisoria y sopla fuerte viento del sureste. En apenas media hora ya estamos en el vértice celebrando esta segunda cumbre del proyecto. (La primera fue Mágina para Jaén, la siguiente será el Chullo para Almería.)



El olivar de Andalucía y el Sulayr al fondo

Nos parapetamos en la vertiente norte para degustar el bocadillo, los vinos y charlar tranquilamente con la vista relajada. El olivar se extiende en todas direcciones y mirando hacia poniente las montañas, las béticas, acaban por diluirse en alomados campos de labor que se difuminan en la bruma hasta lamer las aguas del Guadalquivir. Sin embargo, a levante, tenemos todo un ejército fiero de sierras y cumbres entre las que destaca, obviamente, Sierra Nevada. El cierre al sur que nos impide ver el Mediterráneo lo conforman la Almijara, Tejeda y el Torcal.

Enseguida regresamos al valle siguiendo ahora sí el camino habitual que es mucho más cómodo, transitado y definido. Al llegar a Puerto Mahína nos quitamos los abrigos y disfrutamos del sol de invierno que calienta pero no pica. En un pilón dejamos que Moss se refresque y charlamos sobre futuros desafíos. El Chullo nos espera.

fotos