Itinerario tranquilo que discurre a lo largo de un PR y que rodea el Alto de la Umbría, un cerro que se yergue más de 400 metros en la vertical sobre el embalse del Azud de Ojós. Estupendas panorámicas en todas las direcciones de uno de los enclaves más singulares y destacados de la región de Murcia.

ficha

vega alta del Segura, región de Murcia
noviembre de 2012
4 horas
fresco, inestable, llovizna
8 kilómetros
480 metros
ver el track en wikiloc

La meteo no da tregua y no aspiramos a realizar grandes actividades. Más bien, optamos por quedarnos cerca y disfrutar de recorridos flexibles por si la cosa se pone fea adaptarnos a lo que nos vaya cayendo del cielo.

Con esa filosofía nos plantamos en la mañana de domingo en Ricote pueblo donde dejamos el vehículo y nos ponemos a caminar buscando la Vereda de Ojós, una vía pecuaria que atraviesa el lomo de la montaña por un paso excavado a tajo en la roca (o eso parece). Tras cruzar el portillo ganamos vistas al Carrerón, un paraje umbroso con pinos carrascos de notable porte que nos acompañan en el paseo.



Croquis de la actividad

Hasta ahora hemos caminado por un antiguo camino empedrado pero ahora enlazamos con una pista que viene desde la carretera, a la altura de la casa forestal de la Calera. El amplio carril avanza a media ladera en suave descenso y nos permite disfrutar de buenas vistas hacia Blanca, Abarán y sus huertas. Conforme va doblando la montaña ganamos también la perspectiva del embalse del azud de Ojós. El carril termina en una breve explanada y ahí tomamos una senda de piedra seca que continúa rodeando la montaña en sentido horario.



Señalización de PR


Ejemplares maduros de pino carrasco

De vez en cuando el cielo amaga con algunas gotas pero se contiene y nos permite alcanzar un collado en el que se vuelven a ganar vistas al sur. Desde ahí es una gozada asomarse al embalse y a las paredes del Solvente. Es factible incluso ir por la misma arista en dirección este hasta ganar una cota de 363 metros con una caída impresionante hasta la presa.



Subiendo hacia la 'ventanica de Ojós'


Ascendemos entre pinos, espinos y rocas buscando la ‘ventanica de Ojós’

Pero nosotros hoy elegimos el sentido opuesto. Ascendemos entre pinos, espinos y rocas buscando la ‘ventanica de Ojós’, un destacado puente de roca bien visible desde otros muchos puntos del valle y que siempre llama la atención. Finalmente, nos ponemos más o menos en su base y apreciamos su tamaño. En una pequeña grieta de la montaña vemos como sale aire caliente y nos preguntamos el motivo. Ni idea. Quizás tenga que ver con el tema de las aguas termales que unos kilómetros más abajo dan fama al balneario de Archena. Quizás.



Pasos entretenidos

Ya que estamos aquí nos planteamos ascender hasta la misma cumbre del Alto de la Umbría. En principio está bastante cerca en distancia aunque cuesta lo suyo porque el terreno es muy malo de andar, con mucha piedra y espinos. Tras algunas trepadas sencillas ganamos la cima y disfrutamos de las panorámicas en un día muy nublado pero con buena visibilidad. Parece claro que lo peor está por llegar y así nos lo anticipa una nube gorro sobre los Almeces, la cota más alta de Ricote.



Paredes del estrecho del Solvente y huerta de Ojós

En apenas media hora recuperamos el sendero donde lo habíamos dejado y completamos la vuelta entrando al caserío de Ricote. Se huele a lumbre, a carne asada e incluso yo diría que migas. ¡Ay señor qué ricas! Nada más salir del pueblo hacia los coches comienza la lluvia de verdad y los últimos metros los hacemos bajo gruesas gotas. Nos hemos salvado por la campana. Todo muy bien calculado, excepto la reserva de las migas. La próxima vez no fallaremos.

fotos