Gracias a esta web nos hemos hecho visibles y podemos dedicarnos a contar maravillas de nuestras hermosas montañas. Una prueba de ello es que el equipo de Pyrenaica, la revista de la Federación Vasca de Montaña que se edita desde el año 1926 y que es una referencia dentro de este mundillo se puso en contacto con nosotros para proponernos una colaboración en el monográfico que han dedicado a las montañas del sur.

Este blog me ha abierto muchas puertas.

Uno le pone empeño, horas — muchas horas — esfuerzo y atención. Sales a la montaña y una pequeña porción de tu cabeza está pendiente de las fotos, de recordar los puntos clave, de apurar las sensaciones… A veces las condiciones son penosas, estás cansado, hace frío, vas justo y cuesta sacar la réflex y pulsar el disparador en el instante preciso. Otras, te resulta agotador echar delante de tus compañeros de bici para hacer una buena toma; y de cuando te tienes que quedar retrasado mejor ni hablar.


A veces las condiciones son penosas, estás cansado, hace frío, vas justo y cuesta sacar la réflex…

Finalmente regresas a casa y depuras las fotografías, elaboras un texto resultón, apañas las anécdotas y sale el reportaje después de 3, 4, 5 o 10 horas. Luego está el diseño del blog, las mejoras de los contenidos, las implementaciones de código, la maquetación, etc.

¿Y todo esto por qué?

Bueno, hay muchos motivos. Pero en esta entrada quiero centrarme en el siguiente: gracias a esta web nos hemos hecho visibles y podemos dedicarnos a contar maravillas de nuestras hermosas montañas. Una prueba de ello es que el equipo de Pyrenaica, la revista de la Federación Vasca de Montaña que se edita desde el año 1926 y que es una referencia dentro de este mundillo se puso en contacto con nosotros para proponernos una colaboración en el monográfico que han dedicado a las montañas del sur.



Inicio del artículo

Tras haber liberado el trabajo en el mes de Abril la semana pasada recibí el paquete con un buen montón de revistas de cortesía que tendré a bien repartir entre mis amigos montañeros. De todos modos, si estáis interesados en adquirir la publicación ya mismo, lo más directo es dirigiros a la propia web de Pyrenaica o a tiendas especializadas como Desnivel y la Tienda Verde.

No quiero terminar esta entrada sin agradecer a Luis Alejos y Luisa Alonso Cires, ambos del equipo editorial de Pyrenaica, su dedicación, profesionalidad y entusiasmo para elaborar esta publicación. Está claro que sin el trabajo de estas personas no serían posibles este tipo de proyectos. Y por último, me gustaría enviar un fuerte abrazo a Sara y Mané, de Bailando con Sarrios, que también han participado en este monográfico con sus experiencias por nuestras montañas del sur. Muchas gracias por el estupendo trabajo que realizáis y ojalá que sigáis disfrutando mucho tiempo y nosotros que lo veamos… en vuestro blog.