A continuación, reproduzco aquí la carta que les he enviado a los dueños de un establecimiento rural sobre el que opiné en la entrada dedicada a la ascensión al Calar de la Sima que hicimos en Diciembre de 2008. La remisión de esta carta está motivada por los «agrios» comentarios recibidos en relación a este asunto. Me parece correcto explicarme mejor y, fundamentalmente, pedir excusas — si procede — a los dueños.

Estimados dueños de XXXXXX,

Me llamo José Antonio Pastor González. Soy un aficionado al monte y, por vivir en Murcia, suelo visitar bastante la zona de Yeste y sus alrededores. A finales del año pasado, en el Puente de la Inmaculada, me acerqué con unos amigos para hacer el Calar de la Sima desde los Prados. Después de la excursión, eran las 14h30m y preguntamos en los Prados para algún sitio donde tomar algo. Nos enviaron a su establecimiento.

Bajamos a Arguellite y llegamos a XXXXXX. Nos encantó el lugar, la casa, las encinas enormes y la buena pinta que tenía todo. Al entrar en el restaurante nos dijeron que no podían darnos de comer. Todas las mesas estaban reservadas — claro, se notaba que era puente — pero no había nadie todavía en el comedor. Le dijimos a la persona que nos atendió que si nos podía hacer unos bocadillos para comerlos fuera, sentados bajo un árbol pero esa persona nos dijo que no, que no tenían tiempo.

Eran cerca de las tres y el comedor seguía estando casi vacío. No entendíamos cómo no era posible sacar 10 minutos de tiempo para cortar unos trozos de pan, hacernos unas tortillas francesas y vendernos unos botes de coca cola. Cabreados, cogimos otra vez el coche y bajamos hacia la carretera de Yeste-Las Juntas para ver si encontrábamos otra cosa. Vimos un bar en la aldea de Ladonal pero al final preferimos seguir hasta Yeste y comer allí.

Tengo una página web en la que escribo sobre mis excursiones. Con esta hice lo mismo y coloqué el siguiente reportaje:

http://montanasdelsur.es/?p=484

SE TRATA DE UNA PÁGINA WEB PARTICULAR, SIN NINGÚN TIPO DE PUBLICIDAD, TOTALMENTE SUBJETIVA Y PERSONAL, por lo que las opiniones ahí vertidas son responsabilidad mía y de nadie más. Mi sorpresa me llega cuando una persona que se dice llamar «arguellitero» me escribe en la página el siguiente comentario:

amos a ver chavalote. deprimido alli no estamos NINGUNO. el estado de carreteras y demas, que sepas que si, que es culpa de la administracion. mas que nada porque opinan que la gente como tu que solo va alli a pasear os parecera mas bonito y mas “rural”. si en XXXXX no se te atendio es porke estaba lleno, es el puente de la inmaculada y es una casa rural, ya que son una gente muy atenta. aparcaste al lado de mi casa, y has ido para criticar, gente asi alli no queremos. de hecho, ni llegaste a la cima. pero bueno simplemente que es muy facil criticar desde fuera y menospreciar a gente que nos dejamos los cuernos para que aquello siga vivo, para que otros vayan alli a pasear (destrozar). no critiqueis lo desconocido

A raíz de este comentario se suceden otros que, en un tono agrio y demostrando muy poca educación, intentan convencerme de que estoy equivocado en lo relativo a mis opiniones. Resulta complicado convencer con argumentos tan destructivos y ese tono «chulesco», pero, aún así, estos comentarios a mí me hicieron reflexionar y opté:

1) por eliminar el nombre del establecimiento (ahí admito un error por mi parte) tal y como estoy haciendo en esta entrada

2) matizar alguna expresión que otra en el texto y tachar otras que, tras un año, me parecen menos convenientes (pero dejando a la vista lo tachado, para que se entienda de lo que se habla)

Pues bien, después de un año todavía me siguen llegando mensajes como el de hoy:

perdona J Antonio pero sinceramente eres muy frivolo e induces al error absoluto a otros muchos “si montañeros” que saben apreciar los parajes que visitaste y sus gentes. De todo y todos haces critica ( se admite ) pero malintencionada y sin criterio y veracidad. Das una opinión de unas personas que pudieron atenderte matizando o insinuando que no querian trabajar , eso mientras no lo puedas demostrar es simplementemente injurioso. Probablemente no tengas amigos o mejores personas que aquellas que no te pudieron atender.Perdona que me exprese en estos terminos, pero no tienes ni pu… idea de lo que dices de aquellos parajes y además confundes. Desde cuando Arguellite está a 30Km de Yeste, ve aprendiendo……está a 14 KM,…. esto lo dice todo. Siempre antes de hacer un comentario lo primero que se ha de hacer es como mínimo no faltar a la verdad. Sencillamente creo que tu senderismo lo harias mejor en tu tierra, alli vamos gente que apreciamos mas lo que la naturaleza y su gentes nos ofrecen.

En mi opinión, este tema está llegando demasiado lejos, y por eso les quiero enviar esta carta/mensaje, para manifestarles como dueños del establecimiento que:

1) nunca he expresado generalizaciones en temas de turismo rural ni he hablado mal de Arguellite

2) siempre he tratado con respeto y cariño las sierras de esa zona, sus habitantes y sus gentes, y a las pruebas — que son mis reportajes — me remito

3) sí es cierto que he vertido OPINIONES sobre una circunstancia puntual en un momento dado, admitiendo que quizás ese día no fue el mejor día para ir al restaurante… pero todos podemos OPINAR, todos nos podemos equivocar y todos podemos tener un mal día (incluidos los que nos atendían y nosotros mismos)

4) no creo que mi WEB sea tan «poderosa» como para recibir tamaño «ataque» por parte de gente que, por otro lado, ni siquiera se identifica y escribe con «anónimos» del estilo «arguellitero» y «montañero del calar»

En consecuencia, les pido disculpas por generalizar, por los perjuicios que haya podido causarles mi reportaje — espero que ninguno — y por haber mantenido el nombre del establecimiento durante unos meses en la web. También les anticipo que en lo que a mí respecta me encantaría acercarme allí para disfrutar de la cocina y del sitio pues, como bien he podido leer en su web, los comentarios de los que allí han estado son muy positivos. Por otra parte, si observan con algo de paciencia los contenidos de este sitio web lo que más se respira es gusto por la Sierra, por recorrerla y disfrutarla.

Muchas gracias por su atención.

Cordialmente,
José Antonio Pastor González

P.S. En lo que respecta a los autores de los comentarios, ellos sí que son un gran publicidad de sí mismos.