Este fin de semana lo hemos aprovechado bien. Teníamos la “parte práctica” del curso de cicloturismo de alforjas que ha promovido la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Lorca y que han llevado perfectamente José Luis como organizador local por una parte y, por la otra, Álvaro y Alicia que gestionan el portal www.rodadas.net y que nos han contado su experiencia cicloturista en diversos viajes.


Este fin de semana lo hemos aprovechado bien. Teníamos la “parte práctica” del curso de cicloturismo de alforjas que ha promovido la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Lorca y que han llevado perfectamente José Luis como organizador local por una parte y, por la otra, Álvaro y Alicia que gestionan el portal www.rodadas.net y que nos han contado su experiencia cicloturista en diversos viajes.

El recorrido fue muy interesante: el primer día pasamos de Lorca hacia Avilés por el collado que separan las Sierras del Madroño y Pedro Ponce para terminar durmiendo en el albergue de Coy, un lugar entrañable, muy bien cuidado, con excelente servicio (gracias Juani) y con una gastronomía de campeonato (relación calidad/precio inmejorable).

El segundo día descendimos hacia la Paca y la Zarcilla para internarnos por los vericuetos del GR251 hasta desembocar en la presa de Puentes. De ahí en adelante nos internamos en el cauce del Guadalentín hasta llegar a Lorca. En total, unos 100 kilómetros muy bien repartidos por carretera, pistas, carriles y alguna senda. Las sensaciones que me deja este paseo cicloturista son muy positivas: he descubierto que mis compañeros para este verano están maduros para afrontar el reto del Danubio y que disfrutan dando pedales aunque a veces la cosa se ponga cruda con piedras, calores y cuestas… pero esto es como todo, porque al final el esfuerzo compensa.

Os dejos con unas fotos (hice muy pocas):

Y éstas se las he tomado prestadas a Javier Penalva, el niño del blog que me va a sacar de pobre gracias a su gadgetomanía:

Para terminar, un vídeo con nuestros entrenamientos cortesía también de Javier Penalva: