Tranquila ascensión al Pico de los Cenajos en la sierra de la Pila partiendo desde el núcleo rural de la Garapacha. Como aliciente está la visita a uno de los pozos de la nieve que se encuentran en la umbría de la montaña. Actividad muy agradable en esta época, cuando los almendros se encuentran en flor.

ficha


sierra de la Pila
febrero de 2009
4 horas
11 km
700 m
estable, cálido
ver el track en wikiloc

[Fotografías de Salvador Martínez]

El Pico de los Cenajos es una de las dos cumbres principales de la Sierra de la Pila, una sierra extensa y muy alargada que ocupa más de cuatro términos — Abarán, Blanca, Jumilla, Molina y Fortuna — y que prácticamente se adentra en la provincia de Alicante por sus prolongaciones: las sierras de Quibas, Barinas y el Cantón.

Esta actividad parte de la Garapacha, un pequeño núcleo rural desparramado por la ladera sur de la sierra al estilo alpujarreño, esto es, con una diferencia de altura entre las zonas más altas y bajas de centenares de metros: mejor no olvidarse nada en casa de los vecinos del barrio bajo.

Los dos protagonistas de la salida: Moss (i) y Tara (d)
Los dos protagonistas de la salida: Moss (i) y Tara (d)

Desde la zona más alta del caserío sale una pista de asfalto que se dirige hacia el depósito de agua. Se toma esa pista y enseguida, a la izquierda, tomamos un carril de tierra que asciende con fuerza por terrenos blandos y bancales de almendros prácticamente abandonados.

Almendros injertados en la subida
Almendros injertados en la subida, muy cerca de la Garapacha
Ángel y Javier disfrutan de Tara y Moss...
Tara se estrena con las montañas pero el reto le viene pequeño... es toda una campeona
Tara se estrena con las montañas pero el reto le viene pequeño... es toda una campeona

Un poco más adelante hay una bifurcación en forma de Y y se toma a la derecha por una fuerte pendiente. En teoría es un PR pero apenas hay marcas y las que hay ya casi no se ven. Este tramo del camino parece que se aparta de la trayectoria lógica pero enseguida enfila la dirección correcta.

Por este lado de la sierra — en la solana — hace calorcito y pronto paramos a recuperar líquido, nosotros y los perros
Por este lado de la sierra — en la solana — hace calorcito y pronto paramos a recuperar líquido, nosotros y los perros
Las pendientes son fuertes y muy mantenidas. Unos 700 metros de desnivel en apenas 5 kilómetros.
Las pendientes son fuertes y muy mantenidas. Unos 700 metros de desnivel en apenas 5 kilómetros.

La pendiente es fuerte y enseguida se van ganando metros. Muy pronto dejamos los terrenos de labor para entrar en suelo forestal y de ahí a la umbría de los Cenajos. Perdiendo un poco de altura se pueden visitar los Pozos de la nieve pero lo dejaremos para otra ocasión.

La silueta del Pico del Águila está presente en toda la primera parte de la ascensión. Le tengo yo ganas a este agudo picacho.
La silueta del Pico del Águila está presente en toda la primera parte de la ascensión. Le tengo yo ganas a este agudo picacho.
Ya tenemos frente a nosotros el Pico de los Cenajos. Vamos a entrarle por la izquierda (umbría) que es su lado más débil.
Ya tenemos frente a nosotros el Pico de los Cenajos. Vamos a entrarle por la izquierda (umbría) que es su lado más débil.
Antes de introducirnos en la umbría la senda atraviesa unos viejos campos de labor abandonados.
Antes de introducirnos en la umbría la senda atraviesa unos viejos campos de labor abandonados.

La senda desemboca en el carril de asfalto que hicieron para colocar el radar meteorológico y subiendo unas cuestas que los BTTeros conocemos muy muy bien porque nos hemos dejado la lengua y parte del corazón en ellas ganamos una altiplanicie que separa las dos cumbres principales: los Cenajos a la derecha y la Pila con su bola a la izquierda.

Entrando en la umbría, bajo los cenajos del Pico de los Cenajos
Entrando en la umbría, bajo los cenajos del Pico de los Cenajos
La senda desemboca en la pista asfaltada que sube hasta el radar meteorológico. Por ahí se hacen los últimos y empinados metros hasta el pico.
La senda desemboca en la pista asfaltada que sube hasta el radar meteorológico. Por ahí se hacen los últimos y empinados metros hasta el pico.
Arriba hay una garita para vigilar los incendios y un cómodo mirador donde vamos a recuperar fuerzas.
Arriba hay una garita para vigilar los incendios y un cómodo mirador donde vamos a recuperar fuerzas.
En la silla del guarda... qué grandes siestas tienen que caer aquí.
En la silla del guarda... qué grandes siestas tienen que caer aquí.

Por tener mejores vistas optamos por subir a los Cenajos. En su mirador caen los bocatas con hambre canina. Hace un día muy tranquilo, con algo de fresco y mucha bruma lo que nos quita visibilidad en el horizonte… pero en cualquier caso, se está muy agusto aquí arriba.Los bocadillos entran con muchas ganas… la subida ha sido más larga de lo previsto.

Y tras recuperar fuerzas deshacemos lo andado...
Y tras recuperar fuerzas deshacemos lo andado...
Despidiéndonos de las sombras y volviendo a la solana... Moss está feliz
Despidiéndonos de las sombras y volviendo a la solana... Moss está feliz
Hay tierra y piedras sueltas... se rifan las culadas
Hay tierra y piedras sueltas... se rifan las culadas
En la Sierra de la Pila hay catalogadas especies bastante raras... aunque eso lo he leído por ahí porque yo no soy el especialista... que hablen los expertos
En la Sierra de la Pila hay catalogadas especies bastante raras... aunque eso lo he leído por ahí porque yo no soy el especialista... que hablen los expertos
Sin palabras
Sin palabras
Las abejas que se esfuerzan
Las abejas que se esfuerzan
Una última muestra de la primavera en esta ladera soleada de la Pila
Una última muestra de la primavera en esta ladera soleada de la Pila

El descenso lo hacemos por el mismo camino. Tiene pendiente, suelo duro y tierra y piedras sueltas por lo que es fácil caerse… pero casi sin darnos cuenta estamos otra vez en la iglesia de la Garapacha donde hemos dejado los coches. Es un pateo muy recomendable para hacerlo en media jornada, con pausa y para disfrutar de los almendros, las vistas y la compañía.