Las “escalerillas” es uno de los tramos más encantadores de la Senda del Caracol que, a su vez, es quizás uno de los recorridos más atractivos de Sierra Espuña por las vistas: es la mejor panorámica de Leiva y sus paredes. Por otra parte, su recorrido hacia el collado Blanco incluyendo la subida al Morrón de Alhama es una jornada magnífica que mezcla de todo un poco: senda, bosques de arces y pinos, cumbres y paredes verticales.

Esta foto me gusta por la geometría de la senda: se aprecia que las pendientes son siempre las mismas y a la vista queda muy bien que el grupo esté separado en dos de los tramos porque ayuda a hacerse mejor una idea del sitio.

Es importante recordar que estas sendas datan de principios del siglo XX cuando la gestión de Ricardo Codorníu contribuyó a repoblar este macizo de forma modélica constituyendo así uno de los mejores ejemplos de restitución hidrológico-forestal.

Las Escalerillas o senda del Caracol